España

El Gobierno alimenta la «singularidad» vasca con más capacidad de deuda para sus ayuntamientos para atraer al PNV

Adrián Mateos

Bilbao
Actualizado:29/09/2020 14:37h

Acomodar

Iñigo Urkullu ha confirmado que la tarde de mañana miércoles se celebrará, vía telemática, la Comisión Mixta del Concierto destinada a fijar los márgenes de endeudamiento de las diputaciones y los ayuntamientos vascos. El Ejecutor de Pedro Sánchez, todavía precisado de apoyos para sacar delante sus Presupuestos, abonará el ámbito para pactar con un PNV que viene exigiendo un balón de oxígeno para que las administraciones autonómicas puedan hagan frente con viejo holgura a la crisis del coronavirus.

La reunión se celebrará a las 17.00 horas, y en ella tomarán parte, entre otros, los titulares de Hacienda de los dos Gobiernos, María Jesús Montero y Pedro Azpiazu. En el orden del día se encuentra incluso la ratificación del objetivo de adeudamiento del 2,6% y de la capacidad de deuda pública del 15,9% que ambas administraciones sellaron el pasado julio. Esta era de una de las líneas rojas que puso el lendakari para estar presente en la «foto» de la cumbre de presidentes de La Rioja.

De hecho, el dirigente del Ejecutor autonómico acudió «in extremis» a la cita tras cerrar su acuerdo con el salita de Sánchez tan pronto como horas antaño de su inicio. La negociación, que se llevó a agarradera a espaldas del ojo divulgado y fue interpretada por partidos de todo color como una nueva muestra de los «privilegios fiscales» del País Vasco, sirvió a Sánchez para calmar los ánimos de sus socios preferentes en el Congreso, que en días previos habían exteriorizado su indignación por el hecho de que tanto la Comunidad vasca como la navarra quedaran fuera del cuarto tramo de los fondos europeos por no pertenecer al «régimen popular».

Pero faltaba todavía un asunto que topar, que era el de la capacidad de endeudamiento de los ayuntamientos y las diputaciones. El equipo de Urkullu quiere que todas las administraciones puedan ampliar su nivel de adeudamiento para permanecer sus servicios públicos en el entorno de la crisis del coronavirus. En el acuerdo del pasado julio ya quedó fijado que las diputaciones forales serían compensadas en caso de que su reducción de ingresos fuese superior al remanente o superávit del que dispongan. Esa fórmula será consensuada en la reunión de mañana.

El titular de Hacienda del País Vasco, Pedro Azpiazu, explicó recientemente que para elaborar los Presupuestos autonómicos de 2021, el Gobierno necesitaba conocer los límites de adeudamiento de todas las instituciones. Ese obstáculo se salvará en la cita de mañana. Será entonces el momento de convocar el Consejo Vasco de Finanzas —la término elegida es el 15 de octubre— para analizar la caída de la colecta, que no alcanzará el 20% previsto por el Ejecutor durante el confinamiento.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta