Economía

La crisis es peor de lo que reconoce este Gobierno

La crisis es peor de lo que reconoce este Gobierno

Jueves,
17
septiembre
2020

01:35

No hay atisbo de brotes verdes en la economa espaola: Snchez debe corregir el rumbo

CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

El empecinamiento del Gobierno en desmentir la crudeza de la crisis econmica provocada por la covid supone un contrapeso que puede agravar las consecuencias, ya de por s onerosas, de un círculo impresionado por la inestabilidad, la incertidumbre y la desatiendo de confianza. Los principales indicadores internacionales sitan a Espaa como uno de los pases que peor gestion la primera ola de la pandemia y va camino de serlo en la segunda. La psima planificacin de la desescalada, la desatiendo de criterios ntidos, la nula cooperacin institucional una vez eminente el estado de miedo y la secuencia de rebrotes durante el verano han terminado situando a nuestro pas de nuevo frente a el precipicio. Esta mezcla de inoperancia y de temeridad frustra cualquier atisbo de recuperacin en el contorno econmico. Pese a la demagogia desplegada por Snchez, y pese a la insistencia de Nadia Calvio y Mara Jess Montero en ver brotes verdes donde los empresarios y trabajadores no ven ms que nubarrones, la existencia es que Espaa se ve abocada a una colosal recesin de género imprevisibles. En su tercer referencia trimestral, el Lado de Espaa vir ayer cerca de el pesimismo: corrige entre dos y cuatro puntos a la desprecio su expectativa de crecimiento para 2021, que ahora ser de entre el 7,3% y el 4,1%. La cada de la economa entre abril y junio fue ms severa de lo previsto, y a ello se suma un verano desastroso para el sector turstico. A las previsiones del supervisor y la ascensión de la deuda se suman los augurios de los servicios de estudios ms fiables: apuntan a que ni en 2023 se habr conseguido retornar a la tasa de paro de 2019, que ya era el doble de la Eurozona.

Espaa transita cerca de una vigencia perdida en materia econmica y gremial. La catstrofe se ve agravada por la inexistente hoja de ruta de Snchez, la dependencia del PSOE de su pacto con Podemos y los peajes que acarrea la coalicin Frankenstein. No hay planificacin a medio y abundante plazo, no hay seales de certidumbre y no hay confianza entre empresarios e inversores. El Ejecutor se aferra a las medidas habilitadas hasta ahora, materializadas tarde y mal, y a la extensin de mecanismos como los ERTE, tal como imploran la patronal y las centrales sindicales. Algunos de estos instrumentos, como el ingreso mnimo vivo, no estn amparando a quien de verdad lo necesita por la insolvencia público para ponerlos en marcha. En la coalicin de Snchez e Iglesias prima la propaganda sobre la gestin. Y a estas jefatura, ni siquiera la cuantiosa inyeccin a travs del Fondo de Reconstruccin de la UE -cuyo destino concreto an no est definido- permite augurar una salida a la crisis.

Mientras el Gobierno prefiera elaborar unos Presupuestos al flanco de socios como Otegi o Junqueras, adalides de recetas radicales y enemigos declarados de la honradez constitucional, no habr recuperacin. La responsabilidad histrica debera mover a Snchez a rectificar por completo el rumbo de una poltica econmica suicida. Su memorándum ideolgica ha caducado.


Conforme a los criterios de

The Trust Project

Memorizar más

www.elmundo.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta