España

El TSJ de Aragón permite celebrar banquetes sin contorno de asistentes pese al renuevo del Covid

El TSJ de Aragón permite celebrar banquetes sin límite de asistentes pese al rebrote del Covid

Zaragoza
Actualizado:15/09/2020 18:17h

Recoger

Aragón,una de las regiones con decano tasa de contagio de coronavirus, podrá seguir celebrando banquetes multitudinarios, sin contorno de superficie, más allá de la capacidad máxima que tengan establecida con carácter ordinario los recintos en los que tengan superficie esas celebraciones.

El Gobierno regional dictó a finales de la semana pasada un decreto en el que, frente a el nuevo repunte de contagios que registra Aragón, se prohibieron las celebraciones sociales con más de 50 asistentes en locales cerrados y con más de 100 en recintos abiertos. Sin bloqueo, el Tribunal Superior de Honradez (TSJ) de Aragón acaba de suspender cautelarmente esa restricción, por entender que no está convenientemente justificada y porque son más los perjuicios ocasionados que los beneficios sanitarios que persigue.

La atrevimiento del TSJ de Aragón no entra sobre el fondo del asunto. Se limita a aceptar la suspensión cautelar solicitada por quienes han recurrido judicialmente esa restricción acordada por el Gobierno regional. Es afirmar, lo que ha hecho el TSJ de Aragón es dejar en suspenso dicha restricción hasta que haya una sentencia que decida si es o no procedente esa orden dictada por el Ejecutante autonómico.

El apartado que ha suspendido cautelarmente el TSJ de Aragón es uno en concreto que incluía la orden de la Consejería aragonesa de Sanidad del pasado 9 de septiembre. En él se establecía que «las reuniones sociales no podrán aventajar el número de 50 personas, cuando tengan superficie en espacio o lugar cerrado, ni el de 100 personas, cuando se produzcan al céfiro autónomo». En la misma orden del Gobierno aragonés se detallaba que se entiende por reuniones sociales las bodas, bautizos, comuniones y funerales, así como cualquier otra de carácter similar, reuniones familiares o de amigos.

Esa restricción ha sido recurrida judicialmente por la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón, que, en tanto que dicta sentencia, solicitó la suspensión cautelar de esa orden, que es lo que ha aceptado el TSJ de Aragón con carácter urgente.

En su atrevimiento los magistrados de la Sala de lo Contencioso-Burócrata del TSJ aragonés atienden los perjuicios alegados por los recurrentes. Ponen como ejemplo que, solo entre tres restaurantes, esa restricción les supondría unas pérdidas de facturación de más de 660.000 euros en septiembre.

La «penosa situación de los novios»

Los magistrados que han suspendido esta restricción destacan, adicionalmente de esas pérdidas económicas, «los daños personales y morales a quienes han encargado los eventos, así como los daños a los invitados que han hecho gastos para las bodas» y que luego se encuentran con que la celebración es anulada. «Especialmente penosa es la situación de los novios que, encargada su boda y realizados los gastos, se encuentran con que deben suspenderla o correctamente restringir el número de invitados», indica el coche dictado por la Sala de lo Contencioso-Burócrata del TSJ de Aragón, que preside Juan Carlos Zapata Híjar y que integran asimismo los magistrados Jesús María Arias Juana, Javier Albar García y Juan José Carbonero Rotundo. En este coche en concreto el ponente ha sido Javier Albar.

Esta resolución legal carga asimismo contra el Gobierno aragonés por no argumentar convenientemente esa restricción y por comportarse de forma contradictoria, en opinión de los magistrados. Así, indican que «no se ha acreditado o justificado en la orden, aunque sí se diga, que los acontecimientos que se pretende restringir hayan sido verdaderamente un coeficiente determinante» en el incremento de contagios. «Se hace una afirmación, pero sin siquiera detallar el porqué se dice tal cosa», critican los magistrados.

Asimismo, consideran que se limite el número de asistentes a esos eventos sin tener en cuenta una proporción respecto a la capacidad máxima de los locales. Y, «al prescindirse del criterio del superficie y atenderse al número de eventos, resulta que no se puede celebrar en el mismo lugar una boda de 60 personas, pero sí dos de 50, separadas por un biombo, lo cual resulta irracional», indica la resolución legal.

Por otra parte, advierte que mientras se restringen estas celebraciones, sigue franco el transporte notorio, se ha reanudado la actividad en colegios y siguen manteniéndose otro tipo de reuniones «como las profesionales y las institucionales, sin que se haya exteriorizado razón alguna para el diferente trato».

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta