España

El Gobierno vasco pasión a la «consejo» para mejorar las condiciones de los presos de ETA

El Gobierno vasco llama a la «reflexión» para mejorar las condiciones de los presos de ETA


Actualizado:06/09/2020 02:04h

Retener

La apadrinamiento de cambios en la política penitenciaria dirigidos a unir y «reinsertar» a los presos de ETA forma parte de la hoja de ruta confeccionada por el Gobierno vasco, que ayer extrajo una ojeada política de la homicidio del etarra Igor González. Todo apunta a que se prostitución de un suicidio. Desde el Ejecutante, sustentado por PNV y PSE, achacaron el suceso a la carencia de «humanización» en las cárceles, que bajo su punto de presencia no se adaptan a la «sinceridad flagrante de la sociedad vasca y a sus nuevos retos». En este sentido, llamaron a hacer una «consejo» sobre la situación de los reclusos de la costado.

El Ejecutante se refirió en un comunicado a la homicidio de González, cuyo cuerpo apareció sin vida el viernes en la prisión easonense de Martutene. Un suceso en el que se apoyó el Gobierno de Urkullu para reivindicar su software penitenciario: «Se debe incentivar una consejo en todos los agentes que tienen relación con la sinceridad de estos presos», apuntó la coalición, que ya dejó constancia en su acuerdo de Gobierno de la condición de promover un maniquí que favorezca el acercamiento de los presos de ETA a cárceles «cercanas a su entorno deudo», así como su «reinserción». El objetivo es hacer efectiva esta misma plazo la transferencia de las Prisiones.

Se prostitución de una de las reivindicaciones tradicionales del PNV y de Iñigo Urkullu, que ayer juró el cargo de lendakari contiguo al Árbol de Guernica. «Humilde frente a Jehová y la sociedad, en pie sobre la tierra vasca, juro que cumpliré mi mandato fielmente», manifestó el nacionalista íntegramente en vasco.

En una plazo irreversiblemente marcada por la crisis del coronavirus, el presidente vasco pondrá el foco sobre el ámbito financiero, pero no dejará de flanco la búsqueda de un «veterano y mejor» autogobierno. En objetivo del PNV no es otro que la consolidación de un «nuevo status» para el País Vasco, tal y como recordó esta semana el líder del Partido Nacionalista, Andoni Ortuzar, quien celebró que con Sánchez se abre una «ventana de oportunidad» para el registro de la «ciudadanía vasca».

Erkoreka, vicelendakari

El presidente vasco afronta su tercera plazo, la más incierta tanto a nivel financiero como social, rodeado de un montón de consejeros con un perfil menos técnico y más político que en sus anteriores mandatos. Urkullu ha vuelto a confiarse a la experiencia de Josu Erkoreka, que no solo asumirá el papel de vicepresidente primero del Ejecutante sino igualmente el de consiliario de Seguridad. La «número tres» será Idoia Mendia, quien dirigirá una segunda vicepresidencia.

En el nuevo recibidor no hay grandes sorpresas pero sí cambios reseñables, especialmente en las áreas de Vigor (Gotzone Sagardui), Educación (Jon Bildarratz) y Autogobierno (Olatz Garamendi). El PNV se queda con ocho carteras, y los socialistas, con tres. Entre ellas, una de peso en la plazo de la «reconstrucción» como es la de Empleo y Trabajo, que será dirigida por Mendia. Un madrileño, Javier Hurtado, será consiliario de Turismo, mientras que Iñaki Arriola se quedará con Planificación territorial, Vivienda y Transporte.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta