Publicado: Lun, Diciembre 04, 2017
Global | By Iago Denis

Emigrantes y refugiados: nuevo retiro de EEUU de un proyecto internacional

Emigrantes y refugiados: nuevo retiro de EEUU de un proyecto internacional

Con esta medida, la administración Trump prosigue con su política de desvinculación de organizaciones y pactos de ONU, así como de acuerdos firmados en su momento por su predecesor, Barack Obama, entre ellos del Acuerdo de París sobre el clima y de la UNESCO.

Estados Unidos abandonó las negociaciones sobre un pacto voluntario para lidiar con la migración porque la postura global sobre el asunto "simplemente no es compatible con la soberanía de Estados Unidos", dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley. Las decisiones sobre políticas de inmigración solo deben tomarlas los estadounidenses, solo a ellos toca determinar cómo controlar mejor las fronteras y a quién le permitirán ingresar al territorio, recalcó.

Esa declaración le concedió un mandato al Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR, por sus siglas en inglés) para establecer un pacto mundial centrado en dos ejes: definición de respuesta ante el problema y un programa de acción.

El documento señala que la declaración es incompatible con la política de EE.UU. sobre inmigración y refugiados, así como con los principios de la administración de Donald Trump.

Donald Trump
Donald Trump

Estados Unidos no hará parte del Pacto Mundial sobre Refugiados de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) cuya aprobación está planeada para 2018. El fenómeno de la migración exige una respuesta mundial, por ello el multilateralismo sigue siendo la mejor manera de abordar esos desafíos, apuntó.

El secretario general de la ONU, el ex primer ministro portugués Antonio Guterres, considera este proyecto como uno de sus mayores retos para 2018.

"Estados Unidos está orgulloso de su herencia migratoria y de nuestro duradero liderazgo moral al dar apoyo a los migrantes y a los refugiados en todo el mundo".

Por este motivo el presidente Trump, se señala en el comunicado, "ha decidido" retirarse de un acuerdo con el que se aspiraba a alcanzar un consenso unánime en el organismo internacional el próximo año. Esta posición es un primer paso hacia un posible fin para este acuerdo. Tras la crisis de emigrantes y refugiados que intentan llegar a Europa, el tema se agudizó con el éxodo masivo desde agosto de los rohinyás de Birmania hacia Bangladés y con las informaciones sobre la existencia de mercados de esclavos en Libia.

Me gusta esto: