Publicado: Jue, Noviembre 30, 2017
Global | By Iago Denis

Prisión perpetua para Alfredo Astiz y Jorge "Tigre" Acosta — ESMA

Prisión perpetua para Alfredo Astiz y Jorge

Por los delitos de lesa humanidad cometidos en la última dictadura militar, la justicia inició uno de los mayores recorridos indagatorios para conocer lo sucedido en la Esma, uno de los espacios denunciados por varios sobrevivientes como centro clandestino de tortura.

Los absueltos fueron Juan Aleman, ex ministro de hacienda de la dictadura, Julio Poch, el piloto que trabajaba en Holanda y fue denunciado por un compañero de su aerolìnea comercial, Sisul Hess, Ruben Ormello, Ricardo Lynch Jones y Roque Martello. El proceso duró 5 años y fue el más extenso del sistema judicial argentino.

El Tribunal Oral Federal Número 5 de la ciudad de Buenos Aires emitirá la sentencia luego de cinco años de juicio, luego de investigar los 789 hechos delictivos registrados por la ESMA durante la dictadura argentina. Ambos ya habían sido condenados a cadenas perpetuas en juicios anteriores.

Entre los condenados a prisión perpetua están Jorge El Tigre Acosta y Alfredo Astiz, jerarcas de la ESMA, Ricardo Cavallo, Alfredo Donda Tiguel, Joreg Radice, Juan carlos Rolón y Antonio Pernias, entre otros.

Por primera vez ocho imputados fueron juzgados por su responsabilidad material en los denominados "vuelos de la muerte".

En el alegato para demostrar la existencia de los "vuelos de la muerte", los fiscales Mercedes Soiza Reilly y Guillermo Freile reconstruyeron la existencia de un Comando de Operaciones Navales (COOP) al que las once fuerzas de tareas de todo el país requerían los aviones Skyvan, Eelectra, DC3 y helicopteros, desde los cuales los prisioneros eran arrojados adormecidos con el llamado "Pentonaval" al mar o al Río de Plata.

Entre otros crímenes, a Astiz se los juzga por la desaparición de la adolescente sueca Dagmar Hagelin, baleada en la calle en febrero de 1977 y desde entonces desaparecida.

La audiencia de lectura de veredicto se desarrolló en la tarde del miércoles en la sala AMIA de los tribunales federales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro, hasta donde se movilizaron referentes y militantes de distintos movimientos de derechos humanos.

Argentina condenó el año pasado a 15 exmilitares por su rol en el llamado Plan Cóndor, entre ellos a un expresidente.

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y los demás senadores elegidos en las elecciones legislativas de octubre en Argentina juraron ayer miércoles sus cargos, que asumirán el 10 de diciembre. Fue una falsa alarma.

Me gusta esto: