Publicado: Sol, Octubre 29, 2017
Global | By Iago Denis

El Gobierno catalán no se da por cesado y prevé mantener actividad

El Gobierno catalán no se da por cesado y prevé mantener actividad

Al mismo tiempo, el Senado nacional debatirá la aplicación del artículo 155 de la Constitución, instrumento con el que Rajoy podrá suspender la autonomía de la región.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, anunció la noche del viernes los cinco decretos con los que dispone el cese del presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, del vicepresidente, Oriol Junqueras, y los trece 'consellers´ del gobierno catalán.

Celebran la declaración de independencia.

AFP El gobierno de Madrid avanza en el proceso para la aplicación del 155.

Mientras tanto, la Fiscalía General del Estado ultima su querella por un delito de rebelión contra los artífices de la declaración de independencia aprobada por la Cámara catalana, una acción penal que afectará al menos a los miembros del Gobierno autonómico y a los de la Mesa del Parlamento que permitieron la votación, que fue secreta para dificultar eventuales consecuencias penales.

Una mayoría de los senadores dieron luz verde al presidente Mariano Rajoy para que aplique medidas sin precedentes como la destitución del presidente catalán Carles Puigdemont y sus ministros.

Puigdemont reconoció ante el Parlamento catalán que ayer mismo había "considerado la posibilidad de convocar elecciones", en un intento de "agotar todas las vías para encontrar una solución dialogada y pactada", siempre y cuando "se diesen unas garantías que permitiesen celebrarlas con normalidad", pero -añadió- esas garantías no se han confirmado. Pero, finalmente, Puigdemont no convocó los comicios y dejó en manos del Parlamento catalán decidir hoy si declara o no la independencia, amparándose en los resultados del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Esa consulta, declarada ilegal por el Tribunal Constitucional y que deparó algunas imágenes del uso de la fuerza por la Policía y la Guardia Civil españolas, dio como resultado dos millones de votos favorables a la independencia (en una región de 7,5 millones de habitantes con algo más de 5 millones con derecho de voto), según los datos aportados por los separatistas.

La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, ha acudido a la comisión a exponer los argumentos del Ejecutivo y ha defendido la aplicación del 155 para "rescatar" a Cataluña de la "irresponsabilidad política" y abrir una nueva etapa que suponga "el principio del fin de una reiterada desobediencia a la ley". Las decisiones de hoy se esperan en medio de gran incertidumbre.

Me gusta esto: