Publicado: Sol, Octubre 22, 2017
Espectáculos | By Galena Nuncio

Pablo Neruda no murió de cáncer

Pablo Neruda no murió de cáncer

"Lo que sí es cierto, es rotundamente cierto al 100% que el certificado (de defunción) no refleja la realidad del fallecimiento", afirmó en conferencia de prensa el doctor Aurelio Luna, en nombre de los expertos convocados para determinar si Neruda había sido asesinado durante la dictadura de Augusto Pinochet. Todavía se desconocen las razones específicas de su muerte, pero los expertos aseguran que si todo va bien, en el plazo de un año se tendrá una respuesta concreta.

Tras reunirse con los expertos, el uez Mario Carroza señaló: "No tenemos la determinación de que hubo intervención de terceros, sino que hay la posibilidad de que sí hubo intervención de terceros".

"Con los resultados actualmente existentes (.) no podemos ni excluir ni afirmar la naturaleza, natural o violenta, de la muerte de Pablo Neruda", agregó Luna.

Junto con ello, según consignó Cooperativa, el magistrado indicó que "las conclusiones apuntan a un tema que fundamentalmente tienen relación a una nueva toxina, que a su vez requiere de otros análisis que nos permitirán tener una conclusión definitiva".

En ese contexto, Exequiel Luna, tanatólogo de la Universidad de Murcia, dijo hoy que las nuevas pericias, que deberían aclarar si hubo mano de terceros en la muerte de Pablo Neruda, tardarán entre seis meses y un año.

Las conclusiones del panel ahora serán entregadas al juez Mario Carroza, encargado de la investigación judicial que desde 2011 intenta esclarecer la verdadera causa de su muerte, luego que el Partido Comunista -en el cual militaba el poeta- presentara una denuncia.

Los restos del poeta fueron examinados por un equipo de forenses nacionales e internacionales (de Canadá, España, Francia, Dinamarca, Estados Unidos y Chile).

El deceso del premio Nobel se produjo en la misma clínica en la que en 1982 murió el expresidente Eduardo Frei Montalva, también por causas dudosas e investigadas judicialmente, ya que fue otro férreo opositor de Pinochet. "Me dijeron que era dipirona para el dolor", según declaró a medios locales.

El certificado de muerte emitido por la clínica Santa María creó la alternativa a esta alteración derivada de un cáncer prostático.

Expertos españoles encontraron en los restos del poeta chileno la bacteria "estafilococo dorado", que no se asocia al cáncer que padecía, además de otros dos elementos que si estarían relacionados en forma directa con el avance de su enfermedad.

Me gusta esto: